Arantxa Echevarría inaugura los encuentros de cine ‘Reyes Abades’

7 noviembre, 2023

Más de 300 alumnos de distintos institutos participan en esta actividad

Arrancada ya la XV edición del Festival Internacional del Cine y la Palabra, CiBRA, este lunes han comenzado el ciclo de encuentros de cine ‘Reyes Abades’ con una masterclass impartida por la directora y guionista Arantxa Echevarría, una directora cuya primera película “Carmen y Lola” fue seleccionada en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes en 2018.

La directora comenzó su andadura en el mundo del cine con su primer cortometraje “Panchito” en 2010, pero no sería hasta 2017 cuando rodó su primer largometraje con el que recibió ocho nominaciones a los premios Goya y ganó tres: A mejor directora novel, a mejor guion original y Carolina Yuste a mejor actriz revelación. Tras esta, en 2021 vino la cinta cómica “La familia perfecta” y ahora la reciente estrenada “Chinas”.

Arantxa Echevarría

Más de 300 estudiantes de los institutos Alfonso X El Sabio, la Escuela de Arte de Toledo, La Universidad Laboral y El Greco se han dado cita esta mañana en la Universidad de Castilla-La Mancha (Paraninfo, Envases de Cartón) para escuchar durante más de hora y media a la directora explicar cómo surgió su primera película.

“Puede que fuera suerte, sí, pero también fueron ocho años trabajando, y rodé mi primera película a los 50 años. Entonces es trabajar y estar en el momento adecuado. También me empapé durante mucho tiempo sobre la cultura gitana. Si queréis que una película funcione hay que documentase bien”, ha explicado a los alumnos de grado.

Asimismo, ha contado que con “Carmen y Lola” quería contar la historia de un primer amor desde la visión femenina; sin embargo, con su película “Chinas” es una historia que le ha pasado realmente a ella.

“Me hice muy amiga de Lucía, una niña pequeña que vivía en el bazar chino de debajo de mi casa. Le ayudaba con los deberes, jugábamos… Y un día, su madre me dio una carta, porque ella habla muy poco castellano, y yo pensaba que era de Hacienda o algo así, pero no era de los Reyes Magos que la había escrito Lucía y pedía la Monster High de pelo azul. Yo le expliqué lo que ponía y que para ella era importante recibir un regalo ese día, pero la madre dijo que no. La cosa pudo quedarse ahí, pero Lucía me dio la carta  y yo fui a comprarle la muñeca al Corte Inglés, y como no me atreví a dársela a la madre la metí por el cerramiento y me fui a la cama. Sin embargo, a media noche, la vergüenza de meterme en otra cultura y otra familia me invadió e intenté recuperar el regalo, pero no pude, así que ya no volví más por el bazar”, ha contado. 

Encuentros de cine «Reyes Abades» con Arantxa Echevarría

Toda esa historia le rondaba en la cabeza en la cineasta por lo que decidió hacerla película. Durante ocho meses estuvo haciendo casting, porque quería que fueran actores “naturales”, es decir, que no se hubieran puesto nunca frente a la pantalla, y que los chinos fueran de la misma región. “Fue duro, pero muy bonito, porque durante este proceso se cambió el guion, me enseñaron muchas cosas de su cultura y de cómo se comportaban”, ha detallado. 

Preguntada por si ha vuelto al bazar, la directora ha confesado que sí, que cuando pensó en hacer la cinta volvió, pero ya no estaba. “Ahora espero que cuando Lucía vea la película se reconozca y me escriba por redes”, confía. 

La cineasta, además querer poner en valor los problemas que hay en la sociedad, apuntaba que ella se “sentía en la obligación moral” de que el espectador cuando vea sus películas se haga preguntas.

Echevarría ha adelantado además que se encuentra en pleno proceso de preproducción de su próxima película “La infiltrada”, una cinta basada en la historia real de una agente de la Policía Nacional que en los 90 y cuando contaba apenas 20 años de edad, consiguió infiltrarse en la banda terrorista ETA presentándose como militante del Movimiento de Objeción de Conciencia de Logroño. Fue la única mujer que convivió en un piso con dirigentes del grupo terrorista, y se la conoció por el pseudónimo de Aranzazu Berrade Marín, logrando la desarticulación del comando Donosti.

“Para hacer una buena película no solo hay que fijarse en un lado, sino también en la parte oscura, por lo que no solo he investigado a la policía que trabajó y desarticuló con ella el comando, sino también he estado hablando con simpatizantes de ETA y con gente de la izquierda abertzale”, afirmaba.

Para cerrar esta masterclass, la directora le daba a un consejo a los jóvenes y era que confiaran en sí mismos, en sus capacidades, y que se olvidaran de un poco de las redes sociales y escucharan y vieran cosas de la vida.

--

CiBRA, festival del Cine y la Palabra está apoyado por el Ayuntamiento de Toledo, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación provincial de Toledo y el Ayuntamiento de la Puebla de Montalbán.
Transporte oficial
Hazte amigo/a del festival Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos al tanto de todas las novedades del festival.

¡Únete!
Instituciones promotoras Con la financiación del GOBIERNO DE ESPAÑA Instituciones Patrocinadores Medios oficiales Cerveza oficial